MENU

Otoño 2016, un semestre de cambios

Waltt

Waltt

Ana Ruth Lugo Mejia, Multi-media Reporter and Columnist

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






“Lo único permanente en la vida es el cambio”

No hay frase que pueda describir mejor el ambiente que se vive en la universidad este semestre. Y no es para menos, este semestre sin duda será recordado por muchos años. Y ¿porque no? Grandes cosas están pasando, grandes cambios están sucediendo.

Primero que nada,  como si el mundo no fuera ya lo suficientemente aterrador,  la ley que te permite traer y usar una pistola en la universidad se hizo efectiva este semestre. Que para ser honesta me tuvo asustada, con miedo y lo que le sigue. Yo no tengo nada en contra de las armas, tampoco puedo decir que las amo. Me llevo digerir este nuevo cambio en la universidad, y me llevo a pensar que no eran las armas las que me provocaban dichos sentimientos y emociones en mí. Las armas no son malas ni peligrosas. Pero han llegado a un punto que se han convertido en un peligro por culpa de nosotros. La raza humana, es la culpable del porque las armas se han convertido en una amenaza. Pero aun lo más peligroso es la razón por la cual usamos las armas. Las armas son utilizadas para destruir y privar de la vida. El que se hiciera efectiva este tipo de ley cambiaba algo me pregunte. Después de reflexionar es que me di cuenta que en realidad las leyes no cambian nada en absoluto. ¿Nuestro campus será más seguro? ¿Menos inseguro? ¿El poder portar armas acaso nos hará sentir que tenemos mas control? La verdad no lo sé. Mis miedos eran y son infundados. ¿Cómo es que me pueda sentir asustada y con miedo? Nada ha pasado todavía, y espero que nada pase. Espero que nuestra universidad jamás tenga que pasar una tragedia así tengamos o no permitido portar armas. En lugar de eso deberíamos de reflexionar sobre el porqué de tantos eventos horrendos han pasado en universidades. Pienso que esta generación, mi generación, ha llegado tan lejos que pensamos que tenemos el derecho de quitar la vida solo por el hecho de no compartir opiniones e ideales. Le corresponde y depende de esta generación el parar esta forma egocéntrica de pensar, de empezar a pensar que la violencia jamás es la respuesta, y de dejar de pensar que las armas resuelven problemas. Es tiempo de comenzar a apreciar la belleza de no estar de acuerdo respetuosamente con palabras.

 

Completamente cambiando el canal y el tono… tenemos que hablar de futbol americano. Tenemos un equipo de futbol americano en la universidad. ¡Finalmente! A pesar de que no era fanática del futbol americano cuando llegue a los Estados Unidos, verán soy mexicana. Y a nosotros los mexicanos (no generalizando) pero somos fanáticos del futbol, el verdadero, el juego bonito, ¿saben a cual me refiero, no? Después de muchos años de no aceptar el futbol finalmente no pude resistirme más y ahora el futbol es… ni siquiera hallo palabras para expresar como me siento. Es confuso, verán no soy una persona violenta, pero cuando veo que se taclean no puedo evitar y ahí me tienen gritando y apoyando como loca. Nos quedaríamos cortos si decimos que el futbol americano es uno de los deportes más físicos que hay, pero estoy muy contenta de que tenemos un equipo ahora. Además, estamos invictos. Tener un equipo de futbol americano seguramente hará una diferencia en nuestro campus, y tendrá un impacto positivo en la economía de esta comunidad. Personalmente, pienso que los más beneficiados seremos los estudiantes ya que pienso que los deportes tienen la capacidad de unificar a la gente. Así que espero y deseo que nuestro equipo de futbol le vaya bien. ¡Vamos Falcones!

Por último, si bien no menos importante, quiero abordar un tema que probablemente sorprendió a muchos. Realmente me sorprendió a mí: este será el último año del Dr. Watts como presidente de la universidad. Quince años han pasado desde que el tomo el mando en UTPB, y ha sido una pieza importante en el crecimiento de esta universidad. Ha habido un incremento en estudiantes, pero también ha crecido en cuanto a nuevos edificios, nuevas carreras ahora están siendo ofrecidas, el equipo de futbol, la banda en fin. Solo una cosa queda clara quien sea que venga después, tendrá que venir con gran ambición no solo con mantener un nivel consistente en cuanto a crecimiento sino también tener ganas de superarlo.

 

Este semestre será siempre recordado por varias razones. Si hay una palabra para resumirlo sería CAMBIO. Esperar que las cosas no cambien es no tener esperanza. Los cambios son buenos. Los cambios proponen progreso. Así que alegrémonos porque hay cambios y por el cambio. Aceptémoslo. Celebrémoslo, pero sobre todo disfrutémoslo.

Print Friendly

Leave a Comment

If you want a picture to show with your comment, go get a gravatar.




Navigate Right
Navigate Left
  • Que Pasa?

    Nuevo club en UTPB

  • Otoño 2016, un semestre de cambios

    Que Pasa?

    Carta de Agradecimiento a Donald Trump

  • Otoño 2016, un semestre de cambios

    Que Pasa?

    Dr. Watts renuncia a la presidencia de UTPB, pero no a su posicion academica.

  • Otoño 2016, un semestre de cambios

    Que Pasa?

    El 9/11 desde la perspectiva de una estudiante internacional

  • Que Pasa?

    Como tener éxito en la Universidad de Texas del Permian Basin siendo un estudiante en línea

  • Otoño 2016, un semestre de cambios

    Que Pasa?

    “Futbol americano desde las gradas”.

  • Otoño 2016, un semestre de cambios

    Showcase

    Athletes, coaches, president honored at banquet

  • Otoño 2016, un semestre de cambios

    Seen On Campus

    Researchers push envelope for Undergraduate Research Day

  • Otoño 2016, un semestre de cambios

    Showcase

    Despite setbacks, spring graduate candidate earns honors

  • Otoño 2016, un semestre de cambios

    Showcase

    UTPB journalists ham it up with actor/comedian Terry Crews

The student news site of The University of Texas of the Permian Basin
Otoño 2016, un semestre de cambios